Razones para aplicar coaching ejecutivo en tu negocio

El coaching ejecutivo es una herramienta para formar a los profesionales y directivos y mejorar el rendimiento de la empresa gracias a un eficaz liderazgo.

Este tipo de coaching empresarial potencia el desarrollo de las habilidades individuales y grupales, enfocándose en el talento humano para conseguir personal con un desempeño alto. Por tanto, consiste en un conjunto de programas para promover el aprendizaje y el descubrimiento de fortalezas con el objetivo de obtener el logro de metas personales y/o grupales. Por otro lado, se centra más en la mejora de recursos existentes que en la obtención de nuevos recursos.

Cabe destacar que este tipo de coaching evolucionó a partir de finales del siglo pasado desde una simple herramienta de gestión hacia una posibilidad de desarrollo personal y profesional.

De esta forma, hoy en día es un entrenamiento que persigue diferentes objetivos: mientras algunas empresas contratan este servicio para potenciar las habilidades de liderazgo de sus empleados más destacados, otras quieren ofrecer herramientas a los directivos para que resuelvan mejor los conflictos entre los empleados.

A continuación, hablaremos de los principales beneficios del coaching ejecutivo, su metodología y de las cualidades de un buen coach.

Contenidos
  1. El coaching ejecutivo y sus beneficios: ¿merece la pena la inversión?
  2. Serie de pasos del coaching ejecutivo

El coaching ejecutivo y sus beneficios: ¿merece la pena la inversión?

Además de potenciar un liderazgo más eficaz y consciente para que los directivos puedan aprovechar sus fortalezas y llevar a cabo sus objetivos, el coaching ejecutivo presenta una excelente inversión, con un retorno que supera el 100%.

Este entrenamiento mejora la imagen de la empresa o marca empleadora, por lo que incrementa la retención de los empleados y atrae personal nuevo. Además, como la satisfacción laboral siempre se refleja en el trato al cliente, también se reducen las quejas y las reclamaciones.

Las sesiones de coaching ejecutivo facilitan una comunicación más fluida, puesto que las competencias comunicativas son un elemento clave. Un canal de comunicación efectivo es fundamental para el desarrollo de la empresa.

De esta forma, un directivo capaz de transmitir de manera clara y concisa las orientaciones diarias evita ambigüedades y mejora el rendimiento. Por tanto, al aumentar la productividad, se produce una reducción de costes y un incremento de las ganancias.

Serie de pasos del coaching ejecutivo

Con una previa selección del personal, se realiza una primera evaluación donde se lleva a cabo un diagnóstico ejecutivo para establecer la situación de la persona según sus habilidades y personalidad.

Posteriormente, se conduce una entrevista sobre los resultados, con orientaciones sobre el posible desarrollo, así como el diseño de un plan de acción mediante el cual se establecen objetivos, que serán revisados en un proceso de entrevistas de larga duración. El tiempo dependerá de la empresa y de sus trabajadores, según el plazo de los objetivos.

Mediante el coaching ejecutivo, la misión del coach será estimular con preguntas una transformación reflexiva a través de la cual el propio individuo busque y aplique las soluciones. Cabe señalar que este entrenamiento debe ser dirigido por un entrenador con formación específica y no por un terapeuta o asesor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, consulte nuestra Política de Cookies. Más info