Un ERP, cuyas siglas corresponden a Enterprise Resource Planning (Planificación de Recursos Empresariales), es un software conformado por una serie de aplicaciones integradas que facilitan ciertas actividades de una empresa gracias a su automatización. El ERP se implementa dentro de las áreas operativas y de producción registrando automáticamente datos de compra y envíos, producción, logística, finanzas, recursos humanos, atención al cliente, marketing y otros servicios. El ERP integra todas estas actividades en un mismo software.

Los sistemas ERP más modernos cuentan con las últimas tecnologías e inteligencia artificial que permite llevar la inteligencia, visibilidad y eficacia a cada área de un negocio. Pero, ¿todas las empresas necesitarán el mismo modelo ERP? Para conseguir un funcionamiento óptimo de este software, es importante llevar a cabo una previa auditoría que identifique todos los procesos de un negocio. Así, se podrá ajustar el ERP de tal forma que cumpla con el objetivo final de facilitar ciertas labores en la empresa. Con esta plataforma de planificación se conseguirán registrar todos los datos de las distintas áreas evitando su duplicidad y facilitando la fluidez de información y registro de datos.

Beneficios de un ERP en nuestra empresa

  1. Organización y optimización de procesos

Gracias a su cualidad unificadora de datos e interacción entre las distintas áreas de la empresa, se mejora la eficiencia y eficacia de la organización.

  1. Data Security

La seguridad en los datos de una empresa es de vital importancia. Al tratarse de una única plataforma, ERP almacena todos los datos de nuestro negocio bajo códigos encriptados y acceso protegido a través de contraseña.

  1. Adaptación al negocio

Con la consultoría previa sobre el negocio, se mostrarán las necesidades principales de este en donde el ERP puede hacer falta y facilitar muchos de los procesos. Se ajustará el trabajo del software exclusivamente a aquellos sectores de nuestra empresa en donde sea necesario una mayor organización y control.

  1. Agilizan la respuesta

Con el Software ERP se mejorará el proceso de toma de decisiones. Al contar con todos los datos de operaciones y productividad de nuestra empresa in situ, tendremos la posibilidad de mejorar nuestra respuesta y siguientes pasos para optimizar lo máximo posible el negocio.

  1. Evolución

La evolución en la empresa es una buena señal, además de necesaria. El software ERP supone una gran inversión en nuestro negocio porque no solo será óptima para el modelo de negocio actual que tenemos, sino que en caso de seguir evolucionando y tener unas necesidades mayores, cuenta con módulos adicionales que pueden ser incorporados en cualquier momento para seguir ayudando a la empresa.

  1. Control

Cualquier dato queda registrado en la plataforma. Por lo que el seguimiento exhaustivo está garantizado.

  1. Automatización

Algunas tareas como los informes mensuales, seguimientos, reclamaciones y demás, pueden automatizarse para reducir aquellas actividades que pueden demorar más tiempo para el trabajador y pueden delegarse a un software automático.

¿Desventajas?

No todo serán puntos positivos y, es que, es cierto que el software ERP requiere de una inversión que, aunque merece la pena, puede suponer un gran inconveniente para algunos negocios en proceso de crecimiento. Dada la gran adaptabilidad del ERP a nuestras necesidades empresariales, su coste puede llegar a ser elevado. En caso de tener más necesidades, más alto será su precio.

Además, en algunas ocasiones pueden existir unos costes de implementación colaterales dado que la instalación del hardware necesario no es instantánea. Requiere, en algunas ocasiones, de cierto tiempo que puede provocar alguna demora de datos si no se tiene la planificación necesaria previamente estructurada.

Conclusiones

En definitiva, invertir en un software ERP es un gran paso en un negocio ya que la digitalización está en constante evolución y quedarse atrás, supone pérdidas para nuestro negocio. El ERP nos ayudará a dar respuesta con mayor brevedad a aquellos clientes que pregunten por su pedido, por la localización de este o demás, y también al propio trabajador de la empresa.

Cuanta mayor rapidez haya en el flujo de trabajo de una empresa, se conseguirá una mayor optimización de esta, habrá mejores opiniones y, por ende, resultados. Aunque la inversión puede suponer un gasto al principio, una vez se empiece a trabajar con este sistema operativo, se notan las mejorías, el ahorro de trabajo y la facilidad de uso y manejo.

El ERP nos permitirá adentrarnos en la actualidad digital empresarial sin quedarnos relegados, y puede convertirse en una ventaja competitiva con respecto a otros negocios. Confiando en su labor, se puede llegar a ser una empresa más competitiva y flexible en un mundo digital en constante cambio. Ver aquí

Artículos relacionados