Muchas son las empresas que cada día dedican grandes esfuerzos para formar a sus trabajadores y van por buen camino. La formación de los trabajadores es uno de los pilares estratégicos esenciales de cualquier departamento de recursos humanos en la actualidad y para ello dedican recursos para conseguirlo.

En este artículo quiero hablarte sobre la importancia y como las nuevas tecnologías han permitido mejorar enormemente el desempeño de la empresa en obtener a un personal más cualificado gracias a la aplicación de técnicas de aprendizaje como la formación profesional online o los famosos MOOC que no han hecho otra cosa que mejorar la calidad laboral de las empresas.

¿Por que destinar grandes recursos para la formación de los empleados?

Una de las características mas destacadas de una gran empresa es la calidad de su plantilla, en la capacidad de retener a talento que logren proporcionar una ventaja competitiva en el mercado. Los motivos por lo que las empresas destinan o bien deberían destinar grandes recursos a la formación de sus empleados son:

  • Mejora de la productividad: Es evidente que a mayor conocimiento de las tareas, su funcionamiento y las técnicas aprendidas, el trabajador puede mejorar su productividad ayudando así a mejorar la media de la organización
  • Motivación: Los trabajadores ven con buenos ojos, siempre que sea una formación de calidad, toda ayuda para mejorar sus conocimientos o capacidades.
  • Calidad y desempeño: Ya sea en la mejora del proceso de trabajo o bien en el acabado del producto o servicio final que se puede ofrecer, un trabajador que dispone de formación puede realizar adecuadamente sus tareas e incluso subir de categoría para mejorar los procesos
  • Retención del talento: Los trabajadores con grandes habilidades se sienten estancados rápidamente y esto puede hacer que contemple buscar nuevos retos. La formación puede actuar como método de retención para seguir ayudando a estos trabajadores aumentar sus conocimientos a la espera de subir a puestos de mayor responsabilidad.
  • Reducción de costes: Pese a realizar una inversión por aplicar la formación a los trabajadores, la empresa debe tener en cuenta que existen ayudas y subvenciones para las empresas que fomenten y ayuden a desarrollar las cualidades y desempeño de sus trabajadores. Aparte de eso, un trabajador mejor formado utilizará los recursos que dispone de la manera más eficiente posible, ahorrando costes a la empresa.
  • Favorecer la igualdad de oportunidades para la promoción del personal y profesional: La formación en la empresa permite dotar de igualdad para la promoción dentro de la organización. A mayor formación, mayor posibilidades de ascender, siendo la formación accesible a todos sin restricciones en igualdad de condiciones.

En conclusión

Como has podido leer, la formación en la empresa es de suma importancia y lo deben aplicar estrategicamente el departamento de recursos humanos de cada organización, para ello deberá planificar, detectar las necesidades y ejecutar dichos planes correctamente atendiendo a la demanda de personal. Con una plantilla más cualificada, la empresa puede mejorar su rendimiento y productividad global, mejorando así los beneficios.

Artículos relacionados