Ya sea que sea propietario de una pequeña empresa o que esté dirigiendo múltiples negocios, siempre tendrá más de una actividad en todo momento. Puede ser un desafío manejar demasiadas cosas a la vez y no dejar que el trabajo se vuelva caótico. Es por esto que tiene sentido que las empresas comiencen a usar un sistema de planificación empresarial para mantenerse al tanto de las cosas.

En estos días, cada vez más organizaciones están invirtiendo en software de gestión empresarial para registrar y analizar sus actividades, predecir riesgos y mejorar la eficiencia general.

¿Qué es un sistema de gestión empresarial?

Un sistema de gestión empresarial, por definición, es una aplicación o conjunto de programas que ayudan a las empresas a respaldar, mejorar y automatizar sus procesos. Dicho software ayuda a eliminar errores, completar tareas de negocios, reportar actividades y aumenta la eficiencia y efectividad en general.

En definitiva, una herramienta de gestión empresarial está diseñada de tal manera que cumple con los requisitos de los procesos empresariales de la manera más eficaz.

Tipos de sistemas de gestión empresarial comunes

Decidir una herramienta de administración de proyectos para su empresa no siempre es una tarea fácil, ya que existen diferentes tipos de software empresarial que se utilizan para diferentes propósitos. A continuación presentamos algunos sistemas de uso común en las empresas:

Sistemas de información contable

Un sistema de información contable contiene varios elementos importantes en el ciclo contable. Aunque la información contenida en un sistema varía según las industrias y el tamaño de las empresas, un sistema de información contable típico incluye datos relacionados con ingresos, los gastos, la información del cliente, la información del empleado y la información fiscal.

Los datos específicos incluyen órdenes de venta e informes de análisis, requisiciones de compra, facturas, registros de cheques, inventario, nómina, libro mayor, balance de prueba e información de estados financieros.

Sistemas de gestión de activos

La gestión de Activos Digitales (GAD) se refiere a la tecnología que nos ayuda a gestionar el volumen de datos y archivos con los que trabajamos en nuestra vida personal y profesional.

Activos digitales incluyen documentos, correos electrónicos, fotografías, MP3, películas online, y cualquier otro contenido que almacenar en un ordenador.

Estos sistemas ofrecen una solución efectiva para que las empresas almacenen, organicen, encuentren, recuperen y compartan archivos digitales.

Sistemas de gestión de relaciones con clientes (CRM)

Los sistemas CRM ayudan a las organizaciones a poner en práctica la gestión de clientes o Customer Relationship Management (CRM). CRM no es un software, sino una estrategia para hacer negocios.

Las metodologías de CRM se centran en el fomento de las relaciones con los clientes individuales con el fin de crear y mantener una base de clientes fieles.

Sistemas de gestión de base de datos

Un sistema de gestión de bases de datos (o DBMS) no es más que nada un sistema informático de mantenimiento de datos.

Los usuarios del sistema tienen las facilidades para realizar varios tipos de operaciones en dicho sistema, ya sea para la manipulación de los datos en la base de datos o para la administración de la estructura de la base de datos. Los sistemas de gestión de bases de datos (SGBD) se clasifican de acuerdo con sus estructuras o tipos de datos.

Cómo elegir el software de gestión empresarial adecuado

Hay muchos factores que se tienen en cuenta al elegir un sistema de administración para su negocio. Depende de factores como el tamaño, las necesidades, las tareas y los procesos que deben automatizarse en una empresa. Además, asegúrese de que su software de planificación empresarial tenga las siguientes características:

  • Gestión de proyectos y tareas.
  • Capacidades de seguimiento de tiempo
  • Almacenamiento de archivos y compartir documentos
  • Facturación y gestión del presupuesto.
  • Administracion de recursos
Los sistemas de información esenciales para la empresa
¿Quieres ser el primero en puntuar este artículo?

Artículos relacionados