El registro ASNEF es, quizás, el listado de morosos más importante que hay en España. Existen muchos más, y la problemática de pertenecer a cualquiera de ellos es grave. ANEF, RAI, Experian Bureau… todas estas plataformas contiene información de morosidad de empresas y particulares. ¿Quieres conocer cómo funcionan?

Qué son y cómo funcionan los listados de morosos

Estas plataformas están compuestas por entidades financieras de diferentes sectores (aseguradoras, telefónía, compañías energéticas…) que registran a sus clientes en este fichero. Para formar parte de estos ficheros los clientes deben tener deudas pendientes con estas compañías.

El registro del cliente en el fichero no es gratuito, las empresas que no ven satisfechas sus deudas pagan por estas gestiones. Además, plataformas como ASNEF ofrecen la consulta de sus servicios a otras empresas, siempre bajo pago.

¿Cuáles son los problemas de estar en un registro de morosos?

Para un cliente: empresa o particular, que sus datos aparezcan en estos ficheros conlleva una serie de riesgos e imposibilidades. Por ejemplo, cambiarían los hábitos de consumo al no poder comprar un coche a plazos, solicitar una tarjeta de crédito o pedir un préstamos en el banco.

Hasta contratos menores con entidades financieras se pueden tornar casi imposibles, como es el caso de conseguir una línea telefónica.

En muchos casos, las personas que forman parte de estos registros, cuando tienen problemas de liquidez y necesitan dinero de manera urgente acuden a los préstamos con ASNEF, donde sí es posible conseguir cierta cantidad de dinero con entidades crediticias online, pero no con la banca tradicional.

¿Cómo salir del registro de morosos?

A ciencia cierta no se conoce ese dato, pero se cree que millones de españoles, entre personas físicas y jurídicas, forman parte de alguna lista de morosos. Las propias entidades que contabilizan el total de morosos, como es el caso de Experian Bureau, hablan de tres formas de salir de estos listados.

Una es liquidar la deuda, otra demostrar que no existe o que haya pasado el plazo legal máximo de permanencia (en el caso de Asnef son seis años) y la tercera es litigar en caso de que la deuda contraída no sea tal.

Si la deuda no ha sido comunicada, se está en desacuerdo con el importe o ha existido un fraude de identidad al contraerla, el usuario puede acudir a la Agencia de

Protección de Datos y rellenar un formulario de rectificación, aportando todas las pruebas posibles para ser dado de baja en el listado.

Para agilizar la baja de ASNEF, existen empresas como bajamorosidad.es que facilitan todos los trámites. Cualquier persona o empresa puede hacer una consulta asnef y, en caso de estar incluido en un registro de este tipo, esta empresa ayuda a que asnef equifax se ponga en contacto con la empresa que solicita el pago de la deuda.

Sea legítima o no la deuda, por ley los datos no pueden estar almacenados en estos registros por un tiempo superior a los seis años, o incluso menos dependiendo de cada registro. Pasado ese tiempo, se haya saldado la deuda o no, los clientes morosos podrán recuperar su actividad económica habitual.

En cualquier caso, si la compañía quiere cobrar su deuda, el hecho de que los datos desaparezcan pasado un tiempo no exonera a los clientes de tener que enfrentarse a procesos judiciales por no haber abonado la deuda.

¿Pueden aparecer datos en los registros de morosos aunque la deuda haya sido saldada?

Este es otro de los grandes dilemas a los que se enfrentan muchas personas. El proceso de saldo de deuda no es el único problema al que se enfrenta una persona morosa, cuando esto sucede, en ocasiones tampoco resulta fácil salir de esta lista de morosos.

Los registros como ASNEF pueden mantener sus datos en el fichero de antiguos morosos, solo si el cliente solicita y trabaja duramente para salir de este fichero, lo conseguirá,

En muchos casos, las empresas, una vez saldada la deuda, deciden no favorecer los trámites para adelgazar estos ficheros, de ahí que plataformas como bajamorosidad.es sean tan bienvenidas, pues ponen todo de su parte para que las listas de morosos únicamente reflejen la morosidad real y no datos que no se corresponden con la realidad.

Los peligros de entrar en una lista de morosos
¿Quieres ser el primero en puntuar este artículo?