Tienes la idea, tienes a los posibles clientes y un producto o servicio que necesita el mercado, entonces es cuando decides montar tu empresa y es cuando te das cuenta de la diversidad de papeleos y trámites que has de hacer para poder constituir la empresa. Por si no fuera poco, luego queda la gestión del día a día, trimestre a trimestre. La aventura de la gestión de tu empresa no termina con eso, más bien acaba de empezar…

Si lo extrapolamos a la imagen de un cisne en un estanque, podemos ver su tranquilidad, su belleza, como si todo el estanque se organizara para dar paso al animal, pero si nos fijamos en la parte inferior, donde las patas, robustas y ágiles, trabajan pataleando sin parar azotando las aguas sin ton ni son. Pero volvamos a la parte superior, todo está en calma… Toda empresa quiere llegar a ser ese Cisne.

Con esta demostración mental quiero explicarte el funcionamiento de una empresa que debe ser de cara al público y su gestión interna, que debe tener un músculo necesario para mantener una buena imagen y organización de la sociedad. Y para conseguir esta simbiosis sería recomendable que la gestión de la empresa debe ser delegada a profesionales como gestores y asesores.

La importancia de una gestoría en la empresa

Más bien sería la importancia de tener una buena gestoría que ofrezcas servicios integrales, ya sea para trámites laborales, fiscales contables y la misma gestión de la empresa. Por otro lado, también será importante la localización, siempre que sea más cerna a tu actividad, si tu actividad se desarrolla en la Comunidad Valenciana, puedes utilizar el mismo Google maps y buscar gestoría valencia para encontrar los resultados más cercanos al domicilio social de la empresa, así poder contactar rápidamente y para cualquier urgencia, tenerlo lo más cercano posible.

Para que te hagas una idea, a continuación voy a indicarte la mayoría de operaciones que una gestoría integral puede hacer por ti, el ahorro de tiempo está garantizado.

  • Trámites laborales: Altas, bajas, contratos de trabajo así como asesoramiento frente a las disposiciones legales que puedan afectar el entorno laboral de la empresa
  • Trámites fiscales: Realizar la presentación de los diferentes modelos de impuestos es vital para la empresa si no quiere mantener pleitos con Hacienda.
  • Trámites contables: Es obligatorio llevar y legalizar una serie de libros contables siguiendo la normativa del Registro Mercantil
  • Creación de la empresa: Asesoramiento de la forma jurídica idónea para el tipo de negocio así como la redacción de los estatutos y las gestiones pertinentes para la puesta en marcha de la sociedad.
  • Gestión de negocios: Comunicaciones frente a posibles requerimientos, trámites o gestiones de los diferentes Organismos Públicos que afecten a la sociedad, la gestión de nóminas, análisis fiscal, auditorias, etc.
  • Certificaciones: En algún momento te pedirán una serie de certificados y una gestoría podría solicitar los informes que necesites, tales como una vida laboral de un CCC, Informe medio de trabajadores, informe de estar al corriente, certificado negativo de deudas ante la Agencia Tributaria, Informe de datos de cotización de trabajadores, RYC, etc.
La importancia de contar con una gestoría a tiempo
5 (100%) 1 voto

Artículos relacionados