Son muchas las personas y empresas que por un motivo u otro se ven en la situación de tener que enfrentarse a una ejecución hipotecaria. Este procedimiento consiste en que la entidad que ha concedido la hipoteca inicia el procedimiento de ejecución hipotecaria con el fin de resarcir la deuda que se ha contraído a través de la hipoteca. Para poder lidiar con este procedimiento que suele ser complejo lo ideal es contratar abogados especialistas en ejecuciones hipotecarias que son los que mejor nos ayudarán a comprender todas las fases del proceso y lo que podemos hacer.

Tanto si contratamos los servicios de abogados en Madrid, como si estamos en cualquier otra ciudad, tenemos que buscarnos un abogado que tenga conocimientos en la materia. Las ejecuciones hipotecarias se vieron incrementadas durante la crisis debido a que muchas familias no podían hacer frente a sus hipotecas y por lo tanto se veían en la situación de generar impagos continuados con la entidad con la que tenían contratada la hipoteca.

Esto llevó a que muchas entidades iniciasen los procedimientos de ejecuciones hipotecarias. Tanto si estamos en pleno proceso de ejecución hipotecaria como si pensamos que es algo que nos podría pasar, repasaremos a continuación las claves de todo este proceso.

Busca asesoramiento profesional

Lo primero que tenemos que pensar es que estamos ante un procedimiento que requiere de altos conocimientos de cuestiones legales. Hay múltiples elementos a tener en cuenta y es fundamental contar con el asesoramiento de un abogado para no cometer ningún error. Pero no solo eso, sino que además podamos encontrar aquellas fallas en el proceso que nos puedan ayudar a lograr una situación favorable en caso de que la ejecución hipotecaria se lleve a cabo, o bien conseguir detenerla por completo.

Las cuatro fases de la ejecución hipotecaria

Es importante ser conscientes de que a grandes rasgos podríamos dividir el procedimiento en cuatro fases. Por un lado lo primero que ocurre es la reclamación extrajudicial en la que el banco reclama la deuda tras varios impagos de la hipoteca. Después viene la interposición de la demanda de ejecución hipotecaria por parte de la entidad. En caso de que no se haya podido paralizar la demanda o que ocurrirá a continuación es que se producirá la subasta judicial de la propiedad entre los interesados. Y por último llegará el momento del desahucio una vez que se haya adjudicado la propiedad y por lo tanto el dueño sea otro.

¿Es posible parar este proceso?

En determinados momentos del proceso existe la posibilidad de pararlo. Negociar con el banco en la primera fase de la reclamación extrajudicial es clave. Durante la interposición de la demanda es posible también llegar a pararlo. Y en el momento del desahucio hay que ser conscientes también, que bajo la Ley de Segunda Oportunidad está contemplado que en casos en los que personas especialmente vulnerables habiten la propiedad se puede paralizar el proceso. En caso de que no estemos conveniente informados es necesario que contratemos un buen abogado especialista que nos asesore.

Artículos relacionados