La digitalización está a la vuelta de la esquina, es lo que nos dicen, pero lo cierto es que ya nos está cogiendo de lleno, las empresas deben buscar y explotar los nuevos canales que le ofrece este nuevo paradigma y no es un paso más que dar, es el gran paso que hay que dar y muchas empresas ya están tomando la iniciativa y sacando buenos resultados.

En el entorno online existen diferentes maneras de monetización, dentro de ellas se encuentra la de referidos, es decir, monetización por mandar tráfico cualificado a los portales que lo piden (anunciantes) a cambio de una tarifa.

Pero existe muchos tipos de monetización siguiendo el modelo de referidos, entre ellas se encuentra el modelo de Coste por Click (CPC), afiliados, Coste por mil impresión (CMP), Coste por Acción (CPA) e incluso el de Coste por Leads. En este caso, voy a hablarte del Coste por Click. El modelo más utilizado en los sitios webs

¿Qué es el Coste por Click?

Se trata de un método de monetización en la que los anunciantes pagan por cada click recibido en el anuncio. Un ejemplo claro es livingo.es, que al entrar en su sitio web quizás digas que es una tienda online más, pero yo no quiero hablarte de lo que ves, quiero hablarte del modelo que han adaptado con el fin de abrirse a un mercado global, el modelo CPC.

Su sistema es sencillo, se trata de captar tráfico cualificado que son redirigidos a los principales portales que ofrecen productos del hogar mediante la monetización de coste por click (CPC). Por poner un ejemplo. Una persona que está interesada en muebles de sala, Livingo ofrece un catálogo de productos seleccionados, en este caso, muebles de sala, en donde es posible filtrar por colores, materiales, marca, tienda y el precio y una vez seleccionado el usuario es dirigido al portal.

Para poder integrar este sistema como editor, necesitarás contactar con las plataformas o medios que gestionan este sistema. Uno de los sistemas más famosos es Adsense de Google que bien tendrás que cumplir con algunos parámetros para poder utilizarlos. El mismo caso realiza Livingo, pero enfocado al nicho de los productos y menaje del hogar.

La principal ventaja para los anunciantes es que el tráfico que reciben es cualificado, es decir, la persona que ha elegido el producto está predispuesto a comprarlo, por lo que la tasa de conversión del portal aumentaría. Por otro lado, su cálculo y registro es fácil de medir.

Por lo general, para que este sistema sea rentable es importante tener optimizado y llevar un seguimiento de los clicks generados para posicionar los productos o los banners en las posiciones correctas y por supuesto, es necesario enfocarse en un nicho determinado para ofrecer productos específicos a visitantes cualificados, lo que sin duda aumentaría el CTR (Click Through Ratio) que será el número de clics recibidos por el total de impresiones mostradas.

El CPC, una opción de monetización para tu sitio web
¿Quieres ser el primero en puntuar este artículo?