Muchos son los que cada día se despiertan y se sientan cansados de la vida, del sueldo y del horario que están teniendo y se ven motivados para emprender.

Esto no es nada nuevo, le pasa a la gran mayoría, pero siguen enfrascado en esa rutina y todo es por el temor, el temor a lo inestable, a lo inseguro, el temor a emprender. No queremos generalizar este concepto, porque también existen personas que se sienten a gusto en ese contexto y no les va nada mal. Pero si estás leyendo esto, no eres de esas personas, por tanto me dirijo a ti. ¡Es hora de emprender!

Hablemos de lo que nos concierne…

¿Porqué no has emprendido aún?, o ¿Porque has renunciado a emprender?

kite iconLa teoría de la cometa es un concepto que implementa Jürgen Klaric, profesor, escritor, e investigador estadounidense en neuromarketing y neuro-innovación.

En este concepto se componen de cuatro definiciones que forman cada arista de la cometa

  • Miedos: No tengo dinero, ahora no es el momento, hay uno que lo hace mejor, no se como empezar, tengo miedo a fracasar…. ¡excusas!
  • Autodisciplina: Es lo contrario que los miedos, todo miedo se bloquea con este concepto.
    • No tengo dinero: pues no salgo de fiesta o no me compro esto.
    • Ahora no es el momento: ahora es el momento idóneo
    • Hay otro mejor que yo: ofrece algo diferente, siempre se puede mejorar
    • No se como empezar: busca opciones, opiniones, rodearte de personas que lo han intentado.
    • Tengo miedo a fracasar: El fracaso es una herramienta del éxito

En estos dos conceptos se refleja la contrariedad entre ellos, el miedo es la principal razón por lo que todavía no estás emprendiendo, y la auto-disciplina supone la capacidad de dominar la situación, de transformar un entorno negativo a un entorno positivo. La auto-disciplina supone también tener valores de profesionalidad como ser puntual, ser constante, tener mentalidad de un ganador, y sobre todo, te enseña que hay reglas que deben ser cumplidas para que no te generen imprevistos.

[clickandtweet handle=”” hashtag=”#emprender” related=”” layout=”” position=””]La autodisciplina se resume en la capacidad de dominar tu mente e imponerse a el.[/clickandtweet]

Nada como un buen ejemplo cotidiano:

Estás de exámenes y tienes que aprobar con buena nota, decides despejarte después de tanto estudio y decides salir a dar una vuelta, durante ese instante, un amigo o amiga te llama y te invita a una fiesta…..

TU dices que no, que tienes que estudiar.

tu MENTE dice: quiero fiesta, locura, descontrol…

Si, en esta batalla, tu mente las lleva de ganar, por no decir, el 80% de los casos ya estarías de fiesta. Por ello no hace falta mortificarse, ya lo harás al día siguiente cuando estés de resaca.

¿Cómo superar esto?

Gánale terreno a tu mente poco a poco, esto es como dejar de fumar, las personas cuando deciden dejar de fumar lo dejan ese mismo día, al cavo de uno o dos vuelven a fumar. Si dejas de fumar un cigarrillo al día durante una semana y después 2 cigarrillos la siguiente semana.. Con fuerza de voluntad y motivación lo podrás dejar.

  • Motivación: la motivación es necesaria, y muchas veces nos olvidamos de ella.

Si estás trabajando y ganas un buen salario esta motivación se esfuma, ya no quieres lo que deseas, te estancas en lo seguro, dejas de vivir…

¿Qué te enseña la universidad?

De alguna manera te enseña a ser mediocre, una gran definición de este concepto lo encontraréis en este artículo de MasyMejor

El sistema educativo de hoy en día te enseña a tener un trabajo, una casa y una vida sin acción.

icon booksCon esto no vengo a decir que los estudios sean malos y que dejéis de estudiar, nunca viene mal aprender, incluso afirmaría que la universidad es el lugar donde mejor podrás ampliar tus conocimientos, por tanto, siempre se ha de estudiar. En este caso solo queremos indicar que el concepto educativo de hoy en día no refleja la realidad, no te enseña a afrontar miedos, no te enseña a emprender, no te enseña como superar un momento de estrés laboral, de organización y productividad personal. Hoy en día seguimos teniendo la misma estructura que hace 200 años.

Volviendo al hilo anterior… Hay muchos tipos de motivación, incluso personas que lo tienen todo pueden tener una motivación (humanitarias, personales, sociales, etc). Lo importante es no perderlo.

Ahora te preguntamos

  • ¿Tienes la motivación de emprender?
  • ¿Realmente quieres ser independiente?
  • ¿Tienes pasión por lo que quieres hacer?
  • ¿Quieres fracasar mil veces para tener éxito una vez?
  • ¿Eres capaz de sacrificarlo todo por tus sueños?

Si has respondido a todas estas preguntas pues… Emprende, crea e inventa

Te aconsejamos que seas un soñador, sueña muy grande, ten objetivos muy grandes. Un ejemplo claro sería hablar sobre una regla básica para las empresas de ventas.

Si tus objetivos son 2 ventas al día, podrás vender de 0 a 2, si tus objetivos son 10 ventas, podrás vender de 1 a 10.

  • Ser competente: